ANUNCIO NUEVO DOMINGO SAVIO

ENTREVISTA JORGE M. JAUREGUI

INAUGURACIÓN TELEFÉRICO SD

EL RESCATE DE DOMINGO SAVIO

NDS, otra mirada, la experiencia piloto

04 de Septiembre, 2018 - Por URBE - Publicado hace 1 a駉

Agradeciendo a la prensa por el inter茅s en los proyectos desarrollados por URBE, nos parece oportuno puntualizar algunas informaciones que fueran publicadas y que se alejan de la verdad.

En estos momentos la intervenci贸n Nuevo Domingo Savio se encuentra ejecutando el proceso piloto de mudanzas de familias, el cual es costumbre de la URBE, toda vez que inicia una actividad nueva, a fin de poder observar y mejorar los protocolos previstos, estos ajustes y retroalimentaci贸n contin煤an hasta el final del proceso, a partir de las aportaciones de las personas, eventualidades y necesidades varias que van surgiendo.

Nuevo Domingo Savio es un territorio nuevo y diferente, como todo cuerpo, operar supone una respuesta diferente a cualquier otro lugar. Lo que no var铆a en esta intervenci贸n urbana de zonas vulnerables y sigue siendo la prioridad es el salvar vidas, mejorar la calidad de vida de la gente y que estas sean trastada con el respeto y la dignidad que se merecen, como lo ha expresado nuestro director el Sr. Jos茅 Miguel Gonz谩lez hace pocos d铆as.

Esta vez no existe disponibles, en las inmediaciones de los sectores La Ci茅naga y Los Guandules, la cantidad de terrenos necesarios para producir un conjunto habitacional integral, para acoger a m谩s de 30% de la poblaci贸n ubicada en zona de alto riesgo. Se confirm贸 que 60% de los terrenos est谩n en situaci贸n de riesgo y que la poblaci贸n supera el doble de densidad al Distrito Nacional (sobre los 380 hab./ hect.), estas condiciones no permiten la producci贸n de vivienda en dichos territorios y la posibilidad de su ejecuci贸n seria una irresponsabilidad.

Siendo esta la escala de la situaci贸n, las condiciones de los suelos y la cantidad poblacional implicada, el Estado Dominicano, decide compensar econ贸micamente a los afectados, para ir ejecutando la evacuaci贸n preventiva de las personas, iniciando por aquellas ubicadas en las zonas de alto riesgo (3 metros sobre el nivel del rio), unas 1,500 familias entre ambos sectores, a orillas y muchas veces sobre el rio Ozama.

La intervenci贸n en vez de producir un nuevo conjunto habitacional integral para estas familias al borde del r铆o, prioriza el riesgo y la necesidad de m谩s de 45,000 ciudadanos que habitan en estos sectores y orienta los recursos para ejecutar una sutura urbana a gran escala, que permita a La Ci茅naga y a Los Guandules, conectarse de manera integral y segura con el Distrito Nacional, habilitando la entrada de servicios b谩sicos (agua, luz, transporte) al territorio, a trav茅s ejes principales, as铆 como la implementaci贸n puntual de los equipamientos sociales m谩s demandados por su poblaci贸n: planteles educativos, guarder铆as, multiuso y espacios p煤blicos deportivos.

"No se puede generalizar, cada caso, cada casa es diferente, cada puerta es una historia, que hay que atender de manera particular" JM. Gonz谩lez. Decirlo, ver los planos, ver la prensa, ver las im谩genes por televisi贸n, es muy distinto de estar ah铆 dentro de las viviendas hablando con las personas que deber salir de la zona de riesgo. La distancia que existe entre lo so帽ado, deseado, los ejercicios te贸ricos, acad茅micos y la realidad, se manifiesta en la responsabilidad de toma de decisiones sostenidas, cuando se trata de tocar poblaciones vulnerables. Partiendo de las experiencias de lo que funcion贸 y lo que no funcion贸, basados en una informaci贸n real, descartando los ideales no realizables y trabajando con pasi贸n por los ideales que si son realizables.

Levantar y actualizar el padr贸n del lugar durante este a帽o, nos permite conocer el lugar, poder consensuar los valores de compensaci贸n seg煤n la necesidad de composici贸n familiar, tener registrada, levantada y valorada cada una de las casas afectadas. Tambi茅n nos permite saber quien es parte del proyecto y quien no lo es, siendo la fecha de corte diciembre 2016, todo aquel "vivo" que llego al lugar buscando "que le salga algo" esta debidamente identificado. Los protocolos de manejo de cada situaci贸n los que son parte del padr贸n y los que no han sido establecidos.

Momento de actuaci贸n.

Las familias que son parte del padr贸n, son citadas de manera domiciliar. Cada comunicaci贸n entre el jefe de familia y el proyecto se hace por escrito, sin intermediarios y se reitera a las personas que es un proceso totalmente gratuito y que obedece a un orden y una prioridad.

El primer paso es el encuentro de inducci贸n, donde se les explica el por qu茅 del proyecto, cual es su situaci贸n, los plazos procesos sucesivos, se les informa los criterios de las compensaciones y el protocolo de mudanza, concluido este primer encuentro, las personas reciben la cita (hora y d铆a) de la entrevista donde se le presentar谩n los valores seg煤n su caso.

Segundo paso, a la entrevista acuden los inquilinos y los reclamantes (propietarios de mejoras) de manera separada, valores de compensaci贸n responden a la relaci贸n de cantidad de miembros por familia y al valor por el cual la Direcci贸n de Catastro Nacional haya evaluado dicha mejora: Los inquilinos reciben una compensaci贸n seg煤n la cantidad personas declaradas, los reclamantes reciben una compensaci贸n seg煤n el aval煤o oficial y si los reclamantes viven en el lugar reciben una compensaci贸n por la suma de estos dos valores.

Al estar de acuerdo, se inicia el tercer paso, la elaboraci贸n de los cheques contentivos de los valores presentados por cada caso. Este proceso ha de cumplir con las normas administrativas establecidas por la Direcci贸n General de Compra y Contrataciones y la Contralor铆a General de la Rep煤blica. Cada caso, cada c贸digo, cada casa, cada persona empadronada ha sido previamente presentada (foto, c茅dula, nombre completo) a los presidentes de juntas de vecinos, los cuales han validado el padr贸n bajo acto notarial. Este trabajo se ha hecho de manera minuciosa y estricta para que las compensaciones sean recibidas por aquellos que m谩s lo necesitan, las personas que viven ah铆.

Luego de la entrevista se activa un cuarto paso en paralelo al proceso de pago, el acompa帽amiento a las familias, fundamental para este proceso de desapego del lugar, dar las orientaciones oportunas de que llevar, que no llevar; las coordinaciones sobre el nuevo domicilio seleccionado por cada familia y las precisiones sobre el protocolo del traslado.

Quinto paso, las familias son notificadas de manera formal sobre el plazo y las fechas en las cuales se realizar谩 el traslado, de manera que las familias pueden organizar sus enseres y est茅n preparadas para salir. Este d铆a esta presente y acompa帽a a las familias, desde su vivienda actual hasta su nuevo domicilio, el personal del 谩rea social del proyecto. A solicitud de las familias y por criterio de seguridad la entrega de los cheques se hace dentro el veh铆culo que les transportar谩. Las personas y sus enseres son trasladadas de manera individual, al lugar indicado por de cada familia.

El proceso de cambio de uso de suelo de esta zona inundable, inicia en ese instante, cuando la familia sale de la mejora y se procede a demoler, para que ninguna otra persona vuelva a padecer en ese lugar, las penurias que esa familia vivi贸 all铆. El traslado concluye, cuando se registra que la familia y sus enseres est谩n en su nuevo domicilio, se lleva un control de todo el proceso y se cuida que el trato, las maneras sean las mejores.

Experiencia piloto.

El pasado mi茅rcoles 29 de agosto, ejecutamos el traslado el primer pol铆gono de viviendas del Sector Los Guandules, pudiendo realizar el evacuaci贸n preventiva de las primeras 16 familias de la zona de alto riesgo. El equipo URBE felicita la organizaci贸n y las responsabilidad de las familias, quienes estuvieron previamente preparadas, con sus pertenec铆as recogidas y listos para salir. Las familias demostraron una educaci贸n y una afabilidad tal que hicieron eficiente el proceso y permitiendo cumplir con el protocolo establecido.

URBE lamenta los casos de las 8 familias que no pudieron salir ese d铆a, no por no haber estado listas (porque s铆 lo estaban), si no, por las amenazas sobre ellos, por parte de los propietarios de mejoras (en su mayor铆a familiares), quienes les impidieron salir. Al d铆a siguiente cuatro de estos 8 propietarios de mejoras, se acercaron a la oficina de atenci贸n al ciudadano del proyecto (en La Ci茅naga) y firmaron estando de acuerdo con los valores presentados.

A pesar de los insultos y realidades que el equipo tuvo que manejar, entendiendo que se est谩 ante situaciones humanas, de duelo y de car谩cter espiritual, antes las cuales corresponde responde con la mayor profesionalidad y respeto posible.

La experiencia piloto revel贸 los casos previstos:

  • Los reclamantes de mejoras (no residentes): familiares que usan de carnada a sus inquilinos, entendiendo que manteni茅ndoles ah铆 pueden elevar el valor tasado de su vivienda. Posici贸n esta no procedente, ya que se ha explicado, que no se esta en un proceso de negociaci贸n y que los valores obedecen a unos criterios claramente establecidos.
  • Estos reclamantes de mejoras, son personas que no viven el barrio, ya sea porque salieron del barrio o porque nunca vivieron en el lugar, personas que construyeron en un espacio p煤blico (invasi贸n), algunos de ellos han ocupado el lugar por m谩s de 30 a帽os y pueden llegar a poseer varias mejoras. Los reclamantes de mejoras se lucran de los alquileres de construcciones ilegales y est谩n sumamente disgustados de que las compensaciones prioricen a sus inquilinos, a pesar de que estos sean las personas que est谩n padeciendo las peores calamidades en la zona de riesgo.
  • No obstante de que es un delito invadir y construir de manera ilegal en el suelo p煤blico, bajo el slogan "el estado somos todos" (discurso construido en d茅cadas) reclaman ser recompensados por su inversi贸n, entendiendo como insuficiente el aval煤o de su mejora por parte de la Direcci贸n de Catastro y abusivo que su inquilino reciba mayor compensaci贸n que due帽o de la mejora. En este punto que es meramente humano, URBE no pretende satisfacer o llegar a un momento de entendimiento, ya que esta actuando a favor de la mayor铆a y del m谩s necesitado.
  • Los reclamantes (due帽os de mejoras) son parte del padr贸n, ya que estos fueron debidamente identificados por sus inquilinos, los mismos fueron citados, informados con la misma rigurosidad y formalidad que a sus inquilinos, el proceso de pago es similar al resto de los empadronados.
  • Las nuevas construcciones: la fecha de corte del padr贸n es de diciembre 2016 y se tiene la precisi贸n de cada una de las viviendas que no estaban y que por ende no son parte del padr贸n, a pesar de las advertencias y las aclaraciones expresadas por el Sr. Presidente de la Rep煤blica, refiri茅ndose particularmente a este caso "los vivos", personas en la b煤squeda de ser beneficiadas con la intervenci贸n, construyeron mejoras dentro de las zonas de intervenci贸n. Existe un protocolo legal, a ser aplicado en los casos de nuevas construcciones, que no pertenecen al padr贸n, ni al proyecto.

El proyecto debe ser fiel al padr贸n (el cual fue validado de manera formal) a fin de poder ejecutar la intervenci贸n seg煤n los objetivos establecidos, a favor de salvaguardar la vida de las personas empadronadas que deben salir de la zona de alto riesgo y en favor mejora la calidad de vida de las m谩s de 45,000 familias que permanecer谩n viendo en La Ci茅naga y Los Guandules.

C贸mo continua?

A pesar de la gran cantidad de personas ubicadas en zona de alto riesgo en los territorios de la intervenci贸n Nuevo Domingo Savio, estamos contentos de que hayan 16 familias menos en peligro y esto nos inspira a continuar ayudando con pasi贸n y con cari帽o. Convencidos de que la gente sale hacia un lugar mejor y as铆 lo manifestaban sus rostros el d铆a de la mudanza.

Se continuar谩 trabajando con las siguientes 100 familias en los Guandules, El proceso se ejecuta en grupos de 25 familias, para poder tener un espacio de proximidad, donde pueden esclarecerse todas las dudas.

Las familias seguir谩n siendo citadas en orden secuencial de norte a sur, se les recuerda que no necesitan asesores ni intermediarios, que no es una negociaci贸n y que las puertas de la oficina est谩n abiertas para escucharles y atenderles. Recordando que si nos equivocamos en algo estamos prestos a verificar y corregir.

Esperamos seguir contando con la comprensi贸n y el apoyo de las familias tal cual sucedi贸 en el ejercicio piloto.

Por Patricia CUEVAS

Artículo Anterior:

COMISIÓN PARA LA READECUACIÓN DE LA BARQUITA Y ENTORNOS (URBE). 2012-2018 SANTO DOMINGO, REPÚBLICA DOMINICANA