ANUNCIO NUEVO DOMINGO SAVIO

ENTREVISTA JORGE M. JAUREGUI

INAUGURACIÓN TELEFÉRICO SD

EL RESCATE DE DOMINGO SAVIO

Discurso Director URBE Inauguración Teleférico Santo Domingo

02 de Julio, 2018 - Por URBE - Publicado hace 1 ao

Palabras pronunciadas por el Sr. José Miguel González Cuadra, Director General de la Unidad para la Readecuación de La Barquita y Entornos (URBE) durante el acto formal de apertura del Teleférico de Santo Domingo.

Muy buenas tardes.

  • Excelentísimo señor Presidente de la República licenciado Danilo Medina Sánchez
  • Dra. Margarita Cedeño de Fernández, Vicepresidenta de la Republica
  • Excelentísimo señor José Gómez Embajador de la República de Francia en la República Dominicana
  • Licenciado Gustavo Montalvo, Ministro de la Presidencia
  • Licenciado José Ramón Peralta, Ministro Administrativo de la Presidencia
  • Ingeniero Manuel Antonio Saleta García, director de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET)
  • Sol Primitiva representante de los comunitarios
  • Ingeniera Claudia Franchesca De los Santos Tavarez, directora ejecutiva del Instituto Nacional de Transporte Terrestre (INTRANT)
  • Licenciado David Collado, Alcalde de Santo Domingo
  • Señor Alfredo Martínez, Alcalde de Santo Domingo Este
  • Señor Rene Polanco, Alcalde de Santo Domingo Norte
  • Ingeniero Gonzalo Castillo, Ministro de Obras Públicas y Comunicaciones
  • Licenciada Cristina Lizardo Senadora Provincia Santo Domingo

Miembro del cuerpo diplomático acreditado en el país que nos acompañan en el día de hoy. Invitados especiales. Miembros de la prensa.

Sean todos bienvenidos. Gracias por acompañarnos y aceptar nuestra invitación para ser testigo del inicio de un nuevo capítulo en la historia del transporte y la movilidad urbana en nuestra ciudad de Santo Domingo.

En marzo del 2015 mediante la publicación de la manifestación de interés el Gobierno Dominicano anunciaba su intención de construir el Teleférico de Santo Domingo, un proyecto que surge como parte de la solución del componente de movilidad que la Unidad para la Readecuación de la Barquita y Entornos (URBE) presentó con la finalidad de conectar los municipios de Santo Domingo Norte y Santo Domingo Este con el Distrito Nacional.

El objetivo del Sr. Presidente estaba muy claro, generar una transformación y cohesión social a escala metropolitana, a través de la implementación de un transporte público seguro y digno, complementando la oferta de movilidad local, dando una oportunidad de acceso e integración a sectores históricamente excluidos en las márgenes de la cuenca media del Río Ozama. De alguna manera, rompiendo con los antiguos esquemas de transporte que contribuyen a la desigualdad en el acceso a oportunidades sociales y económicas.

El transporte terrestre constituye uno de los mayores problemas sociales en la República Dominicana y unos de los gastos más importantes de la canasta familiar de los hogares dominicanos, representando cerca de un 30% del presupuesto de las familias. Otro elemento que fortalece la decisión del Sr. Presidente de realizar este proyecto que ha sido construido en un tiempo de dos años y medios.

La experiencia en los últimos 10 años de incorporación de sistema de cable como transporte público masivo en ciudades latinoamericanas con problemas similares de crecimiento descontrolado como el nuestro, ha sido altamente exitosa, estableciendo una oportunidad y garantizando el acercamiento a sectores de difícil acceso con la tranquilidad y la dignidad que necesitan nuestros ciudadanos.

Los teleféricos ofrecen una solución innovadora y económica complementaria que ayuda a sectores urbanos y periféricos a mejorar su accesibilidad, ofreciendo una opción de movilidad segura y a menor costo.

Recientemente un artículo publicado por el Banco Mundial resaltaba los teleféricos como complemento al transporte urbano, aptos para regiones apartadas. Una modalidad de transporte que parece haberse reinventado como un complemento a los sistemas más modernos de movilidad urbana de varias ciudades.

De acuerdo con datos arrojados por el Observatorio iberoamericano de Seguridad Vial (OIAEVI) en América Latina, y publicado por el Banco Mundial, en la región existen en promedio 230 vehículos por cada mil habitantes, enfatizando que en países como la República Dominicana se superan los 300 vehículos par cada mil habitantes.

Este es solo un indicador de la necesidad que tiene el Estado de dar respuesta con soluciones colectivas a la problemática del transporte, la movilidad, la accesibilidad en la ciudad y la saturación en el parque vehicular.

Y de eso se trata este proyecto. Los teleféricos representan hoy en día una solución colectiva de transporte urbano para conectar comunidades apartadas por barreras geográficas, por la falta de planificación de nuestras ciudades e igualmente por la barrera geográfica que en nuestro caso representa el Río Ozama.

A todas estas características debemos agregar una no menos importante y es el hecho de que los teleféricos constituyen un medio de transporte sostenible desde el punto de vista medio ambiental, pues el mismo responde a cuatros objetivos de forma simultánea: acceso universal, eficiente, seguridad y la movilidad ecológica.

A todo esto debemos agregar el componente de la tarifa única que se establecerá para que los ciudadanos puedan pagar con una sola tarjeta el servicio del Metro y el Teleférico de Santo Domingo, lo que se traducirá en una reducción significativa del importe que dedican las familias mensualmente a costear su movilidad.

Es por esto que la inversión estatal en soluciones de transporte más que una opción es una obligación, una responsabilidad que no puede ser postergada y que da respuesta de manera efectiva a la necesidad colectiva de nuestros ciudadanos para transportarse de manera rápida y segura, garantizando su tranquilidad. Una inversión social a largo plazo que impactará en una mejor calidad de vida para sus usuarios.

Llegar hasta aquí ha sido una ardua labor que debe llenar de orgullo a todos los dominicanos, pues el nombre de la República Dominicana está escrito en la lista de los países de América Latina que trabaja en el desarrollo de un sistema integral de transporte mediante innovaciones y uso de tecnología de punta a favor de nuestros ciudadanos.

Por eso, yo quiero aprovechar esta ocasión para dar las gracias a todas las demás personas e instituciones que han hecho esto posible.

Porque este proyecto ha sido, además, un ejemplo de coordinación interinstitucional y de trabajo en equipo.

  • En primer lugar quiero agradecerle su dedicación a todos los hombres y mujeres de la Unidad para la Readecuación de la Barquita y Entorno (URBE).
  • Al Ministerio Administrativo de la Presidencia y a todos su personal por el soporte en la gestión de este proyecto.
  • Al Consorcio POMA - J. Fortuna (consorcio dominico - francés) que ganó la licitación del proyecto y que desde el primer día se sumergieron en este proceso para lograr cumplir con los indicadores y el cronograma establecido cuidando cada detalle.
  • A la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET) quienes a partir de hoy serán los responsables de gestionar el sistema y cuyos técnicos han sido pieza claves en el avance de este proyecto.
  • A la Dirección de Proyectos Especiales de la Presidencia (DIGEPEP) quienes pusieron mano a la obra cuando desde URBE se les presentó el programa social "El Teleférico Te Conecta de Vida" lo que permitirá convertir estas 4 estaciones en un espacio de encuentro socio cultural que ha logrado incorporar a los niños, niñas y jóvenes de nuestro barrios en clases de música y artes plásticas para enriquecer la experiencia de los usuarios del sistema.
  • Al Ministerio de Obras Públicas y Contrataciones, que se convirtieron en un apoyo fundamental desde el primer día y el complemento perfecto para hacer las intervenciones a nivel de infraestructura que necesitó la obra en todo el proceso de su levantamiento.
  • A las empresas distribuidoras de energía EDEESTE, EDENORTE y EDESUR, por sus aportes técnicos, por su entrega, por la paciencia en estos últimos meses en los que acudían a nuestro llamado sin horas ni horarios. A ustedes nuestro reconocimiento y agradecimiento.
  • A la CDEE y a la Empresa Transmisión Eléctrica Dominicana ETED instituciones que nos brindaron soporte para asegurar el suministro eléctrico en este nuevo sistema de transporte.
  • Agradecer también el gran trabajo del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre, el INTRANT, que en el primer año de su creación esta avanzando en el reordenamiento del transporte de la capital y del país.
  • Al Ministerio de Cultura por el apoyo a la escuela de música que funcionará en esta estación de Sabana Perdida.
  • A los alcaldes David Collado, Alfredo Martínez y Rene Polanco por sus aportes y contribución en las adecuaciones que fueron necesarias hacer en cada uno de sus municipios.
  • Pero sobre todo a las familias y los comunitarios de Gualey, Los Tres Brazos, Sabana Perdida y la Charles de Gaulle por su disposición al dialogo, por abrir espacios que nos permitieron juntos enfrentar los retos que nos iba arrojando el proyecto durante estos dos años y medios de trabajo arduo. Gracias por escucharnos, por dejarnos entrar a sus comunidades. Gracias por creer y por ser el principal motor para echar andar esta obra.

Los vecinos de estas comunidades son los hijos y nietos de hombres y mujeres que llegaron, en la mayoría de los casos del campo, en busca de las oportunidades que ofrece esta gran ciudad de Santo Domingo.

Sin embargo, sin una adecuada planificación urbana, se tuvieron que asentar en zonas que no les permitían recibir todos los beneficios que tiene vivir en la capital. Incluso podemos decir que, por desgracia, estaban segregadas del resto.

No estoy exagerando. Pensemos solo que el 83% de estas familias depende del transporte público.

Y cuando decíamos transporte público hasta hoy, queríamos decir que la gente debía abordar hasta tres vehículos, lo que implicaba también pagar hasta tres pasajes para llegar, finalmente a su destino, unos 90 minutos.

Eso, por supuesto, solo para la ida. Despúes de trabajar, estudiar, o porque no, acudir a un sitio de ocio, tocaba volver: es decir, otros tres pasajes y otros 90 minutos.

Para muchos, esos tres pasajes son, finalmente, una frontera infranqueable que impide alcanzar muchas metas.

Señoras y señores,

Esta es la realidad que está cambiando aquí, para siempre.

En una ciudad del siglo XXI, desplazarse de forma segura, digna y asequible es más que una comodidad, es una necesidad indispensable, es un derecho.

Eso es lo que nos propusimos resolver y no con parches, ni con soluciones de corto plazo, sino de forma definitiva.

Y esta que ven es esa solución. Este teleférico es hoy uno de los sistemas por cable más largos de América Latina y uno de los más modernos.

Hasta 287,000 personas se beneficiaran de este teleférico, reduciendo el presupuesto y el tiempo de su recorrido y así también los conectará a la línea del Metro.

Un Metro que además podrán utilizar con el mismo pasaje de RD$20.00 para llegar a su destino final.

Y por supuesto, no solo se beneficiaran los que se desplacen en el teleférico, sino que esto contribuirá a aliviar el tránsito en Santo Domingo.

Hoy Señor Presidente usted trae dignidad a estos barrios marginados donde la desigualdad social es una realidad, y donde hay dignidad empieza el respeto.

El teleférico será un símbolo de esperanza y progreso en cada uno de los barrios que atraviese.

Al conectar a comunidades que estaban apartadas con el resto de la capital les estamos diciendo: Ustedes son parte indispensable de esta ciudad.

Como dijo el Presidente Danilo Medina "El Siglo XXI estará caracterizado, como nunca, por el surgimiento de las ciudades. Y el rostro que tengan estas ciudades sera el rostro de nuestras naciones"

El teleférico es una muestra más de cómo hacer realidad esa visión del Sr Presidente, creando una ciudad mejor.

Sin duda nos queda camino por recorrer, pero les aseguro que este cambio ya está en marcha.

Cuando vean este teleférico en marcha, avanzando por el cielo de Santo Domingo, seguro y rápido, hacia su destino... Todos los dominicanos pueden sentirse orgullosos.

Porque es un pequeño pero importante ejemplo de cómo avanzamos todos, seguros y rápidos. Y JUNTOS! Hacia nuestro destino. Estamos avanzando, vamos hacia un mejor destino.

Y nuestro destino es un país justo, moderno, sin exclusión, y con oportunidades para todos y todas.

Gracias Señor Presidente por su decisión firme de darle frente a unos de los principales problemas sociales del país. Siempre teniendo como norte esa sensibilidad humana para aquellos que han tenido menos oportunidades, y así seguir contribuyendo con esfuerzo y entusiasmo a esa República Dominicana que todos queremos.

Artículo Siguiente:
Artículo Anterior:

COMISIÓN PARA LA READECUACIÓN DE LA BARQUITA Y ENTORNOS (URBE). 2012-2018 SANTO DOMINGO, REPÚBLICA DOMINICANA