ANUNCIO NUEVO DOMINGO SAVIO

ENTREVISTA JORGE M. JAUREGUI

INAUGURACIÓN TELEFÉRICO SD

EL RESCATE DE DOMINGO SAVIO

Transporte en el Gran Santo Domingo - de ruedas a rieles y cables

15 de Junio, 2018 - Por El Caribe - Publicado hace 1 aŮo

Experto en tránsito y transporte considera que la modernidad e integración del servicio llegó muy tarde.

La puesta en operaci√≥n del Metro, en 2008, abri√≥ el abanico de opciones del transporte p√ļblico de pasajeros en Rep√ļblica Dominicana, pa√≠s que ha logrado conectar por tierra y aire varios municipios de la provincia Santo Domingo con el Distrito Nacional.

En la actualidad, el transporte urbano se ofrece en motocicletas, carros de concho, guaguas ‚Äúvoladoras‚ÄĚ, taxis, dos l√≠neas de metro, una flotilla vehicular de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA) y el telef√©rico.

Pero para emprender este vuelo, pas√≥ un largo trayecto que inici√≥ en 1920, con la incorporaci√≥n del carro de concho, que surge para satisfacer la demanda de pasajeros que necesitaban llegar al centro urbano, seg√ļn registra la ‚Äúnormativa para la prestaci√≥n del servicio de transporte p√ļblico de pasajeros‚ÄĚ elaborada por la eliminada Oficina T√©cnica de Transporte Terrestre (OTTT).

‚ÄúLos conchos‚ÄĚ constituyen el 80% de la flotilla vehicular del transporte de pasajeros en el Gran Santo Domingo, revela un levantamiento, realizado en el 2012 por dicha entidad. Es decir, de 20 mil unidades que operan en esa demarcaci√≥n, cerca de 17 mil son veh√≠culos de m√≠nima capacidad.

Han pasado seis a√Īos de este estudio y de acuerdo con la directora del Instituto Nacional de Tr√°nsito y Transporte Terrestre (INTRANT), Claudia Franchesca de los Santos, las estad√≠sticas no han cambiado mucho.

Una de las modalidades de transporte m√°s populares en las v√≠as del Gran Santo Domingo y otras ciudades y pueblos del pa√≠s es el ‚Äúmotoconcho‚ÄĚ. Surge en 1978 en el municipio de Haina e inicia su expansi√≥n en 1982, producto de una crisis de combustible que provoc√≥ la ca√≠da del sistema de transporte p√ļblico de pasajeros.

La mayor inversi√≥n en materia del transporte se ha concentrado en el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, cuya poblaci√≥n estimada en 3.3 millones de habitantes genera 3.0 millones de viajes en transporte p√ļblico de pasajeros por d√≠a, seg√ļn un estudio de la autor√≠a de On√©ximo Gonz√°lez, especialista en tr√°nsito y transporte.

El documento explica que dicha demanda es satisfecha por una flota de 21,500 veh√≠culos de baja capacidad, compuesta por 16,500 carros de concho, m√°s 2,200 carros piratas y 2,800 micro y minibuses (voladoras), con edad superior a 25 a√Īos.

Se identific√≥ que el 8.1% de los 3.0 millones de viajes en transporte p√ļblico se realizan en motocicletas (motoconcho).

Para la publicaci√≥n de la investigaci√≥n, exist√≠an 160 autobuses de la OMSA, que representaban un 3.5% del total de viajes realizados. En tanto, las l√≠neas 1 y 2 del Metro de Santo Domingo realizaban el 6.4% de los desplazamientos diarios. Ambos servicios, brindados por el Estado, apenas representaron el 10 % de los viajes, lo que deja entrever que el 90 % de la demanda fue cubierta por sindicatos y federaciones de transporte p√ļblico, hoy categorizados como empresas.

De acuerdo con declaraciones del director de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), Héctor Mojica, la institución mueve alrededor de 80 mil pasajeros de lunes a viernes; aproximadamente 55 mil los sábados y cerca de 32 mil los domingos.

La √ļltima memoria de la Oficina T√©cnica para el Reordenamiento del Transporte (OPRET) registra que en a√Īo 2017, en la red del Metro de Santo Domingo se transportaron cerca de 77 millones de pasajeros, para un aumento de 4% respecto al a√Īo anterior, de √©stos, el 60% us√≥ la L√≠nea 1 y el restante 40% abord√≥ la L√≠nea 2.

Los trenes del Metro transportan un promedio diario de 275 mil personas, pero en la actualidad la demanda supera su capacidad en las horas pico. El Gobierno se propone incorporar nuevos vagones para ampliar la cobertura.

‚ÄúUsualmente, los d√≠as laborables (lunes a viernes) son de mayor tr√°fico en donde se promedian 275,630 usuarios, obteniendo la L√≠nea 1 la mayor partida con el 60% de usuarios; el restante 40% es de la L√≠nea 2. Los s√°bados y d√≠as festivos son menos concurridos, durante los cuales el promedio es de 162,841 y 80,777 usuarios transportados, respectivamente, con la seguridad y rapidez que caracteriza al Metro de Santo Domingo‚ÄĚ, detalla la memoria 2017 de la Oficina Para el Reordenamiento del Transporte (OPRET).

Se espera que en el mes de julio lleguen al país los primeros vagones para la entrada en funcionamiento de la Línea 2B del Metro, que con una extensión de 3.6 kilómetros y cuatro estaciones, conecta Santo Domingo Este con el Distrito Nacional.

El Metro de Santo Domingo ofrece un servicio a la poblaci√≥n de lunes a domingo de 6:00 de la ma√Īana a 10:30 de la noche. Para efectuar su pago, el usuario utiliza una tarjeta electr√≥nica o desechable. El precio por boleto es de 20 pesos y el tiempo de espera promedio entre cada tren es de cinco minutos.

Con la línea 2B, suman 34 las estaciones ferroviarias ubicadas en puntos estratégicos del Distrito Nacional, Santo Domingo Norte y la Zona Oriental.

Un transporte aéreo

Siguiendo los pasos de otros pa√≠ses de Latinoam√©rica, el Gobierno dominicano se embarc√≥ en la construcci√≥n de un sistema de transporte p√ļblico por cable bajo el nombre Telef√©rico de Santo Domingo. La primera fase fue inaugurada el 22 de mayo del a√Īo en curso.

La Línea I consta de cuatro estaciones. Sus cables enlazan los barrios Gualey, Distrito Nacional; Los Tres Brazos, Santo Domingo Este; Sabana Perdida, en Santo Domingo Norte; cubriendo el cruce entre la avenida Charles de Gaulle y carretera La Victoria.

Este moderno sistema de transporte colectivo, con capacidad de transportar a seis mil personas por hora, est√° llamado a beneficiar a un promedio de 287 mil 432 usuarios.

‚ÄúEn la actualidad las actividades de tr√°nsito y el transporte terrestre constituyen uno de los mayores problemas sociales en la Rep√ļblica Dominicana y unos de los gastos m√°s importantes de la canasta familiar de los hogares dominicanos sobre el 25%‚ÄĚ, revelan estudios presentados por la Unidad para la Readecuaci√≥n de La Barquita y Entornos (URBE),entidad responsable de la construcci√≥n del proyecto.

Una de las principales debilidades del transporte que se desenvuelve en las v√≠as p√ļblicas de las ciudades del pa√≠s es el tiempo invertido en un viaje, que se alarga por el congestionamiento vehicular en las horas pico. Con el Telef√©rico se busca reducir el tiempo de recorrido de 90 a 20 minutos en la ruta desde Gualey a Sabana Perdida. El Gobierno tiene la intenci√≥n de extender el servicio. Recientemente, el presidente Danilo Medina anunci√≥ formalmente la ampliaci√≥n de este sistema hacia Los Alcarrizos y Santo Domingo Oeste.

Especialista afirma ha faltado planificación

V√≠ctor Gonz√°lez, docente de la carrera de Ingenier√≠a Civil y profesor de la asignatura Ingenier√≠a de Tr√°nsito y Transporte del Instituto Tecnol√≥gico de Santo Domingo (Intec), consider√≥ que aunque en los √ļltimos a√Īos los gobiernos empezaron a adoptar medidas tendentes a la colectivizaci√≥n del servicio, hay males a combatir que, a su juicio, si no se enfrentan, los efectos de los esfuerzos no se ver√°n a largo plazo. Explic√≥ que la no disponibilidad de un transporte formal, econ√≥mico, c√≥modo y seguro ha llevado a las personas a buscar soluciones individuales de movilidad, incrementado as√≠ el parque vehicular y causando taponamientos en el tr√°nsito de una ciudad en crecimiento.

‚ÄúHa sido muy tard√≠a la reacci√≥n y la planificaci√≥n ha brillado por su ausencia. Realmente creo que no ha ido acorde al crecimiento de la necesidad de movilidad‚ÄĚ, sostuvo.

El especialista precisó que ante la falta de planificación, la ciudadanía ha tenido que utilizar el transporte servido bajo la modalidad de concho, caracterizado por la baja capacidad que, en sus palabras, no contribuye a la solución del problema, por el contrario, lo agrava.

Fuente: elCaribe

Artículo Siguiente:
Artículo Anterior:

COMISIÓN PARA LA READECUACIÓN DE LA BARQUITA Y ENTORNOS (URBE). 2012-2018 SANTO DOMINGO, REPÚBLICA DOMINICANA